SEXO GAY - VIDEOS GAYS - FOTOS GAY GRATIS - Descargasgay.com

SEXO GAY - VIDEOS GAYS - FOTOS GAY GRATIS - Descargasgay.com
sexo gay gratis

14 de abr. de 2009

Relatos Gays - UNA NOCHE FOLLANDO

Gay, orgía. Una velada muy agradable gozando todos juntos.

Como les contaba en mi relato anterior quedamos con Eduardo en vernos por la noche. Lo que no me acordaba era que había quedado también en ir a la casa de Jorge mi vecino. Por lo que me dispuse a ir más temprano para volver. Como a las 9 de la noche fui donde mi vecino Jorge, le salude y enseguida me hizo pasar. Luego me invito una cerveza y me dijo que estaba solo, que su suegro había salido y que volvería tarde dijo.
Finalmente le dije que debía irme porque mis primos me esperaban. Jorge me tomo por un hombro y me dijo ¿puedo ir contigo?, No faltaba más. Se puso una chaqueta y nos fuimos, no sin antes pasar por un negocio para comprar un par de botellas.
Llegando a casa encuentro a Enrique sentado en un sofá bebiendo una cerveza, enseguida le pregunto por Leo y me dice, que esta en la cocina con Eduardo. Inmediatamente le dije a Jorge que le presentaría a un amigo de sus primos. Cual fue mi sorpresa cuando aparecen Leo y Eduardo, solamente en calzoncillos. Jorge se queda mirando fijamente con Eduardo por un par de segundos, hasta que Jorge nerviosamente le dice, ¿qué haces aquí?, Lo mismo digo, le contesto. Inmediatamente le dije a mi vecino si le conocía y me dijo ¡¡¡es mi suegro!!!. Todos nos quedamos callados por un rato, hasta que Eduardo le da una palmada en la espalda a su yerno y dice: ya que estamos aquí hay que pasarlo bien. Luego se sienta al lado de Enrique y sigue tomando la cerveza que traía.

Jorge quiso irse pero, le dije que no había problema y le convencí que se quedara. Luego abrimos las botellas que habíamos comprado y rápidamente fueron desocupadas. El más ebrio era Eduardo quien en cierto momento se levanta y dice ¡¡¡saben que estoy muy caliente!!! Y mirando a su yerno le dice ¡¡¡¡chúpamela como anoche!!!. Jorge se quiso ir y su suegro le toma de la mano y se la puso en su paquete que tenia signos evidentes de excitación.
Enrique se agacho y ayudo a quitarle los calzoncillos a Eduardo y fue él mismo el que se metió la verga y con la mirada le insinuaba a Jorge que le acompañara, este sin dudar más se acerco y compartieron el pico de su suegro. Por su parte le comenzó a desnudar a Jorge lentamente y yo también me desnude. Al cabo de unos minutos todos estábamos desnudos chupando alternadamente las vergas de cada uno. Luego de un rato Eduardo dijo, ahora mi yerno va a saber lo que es comerse un buen pedazo de carne. Jorge dijo que no quería ser penetrado, pero su suegro le obliga a ponerse en cuatro patas y mirándome me dijo, como eres el dueño de casa serás el primero. Enrique le mamo un rato el culo, mientras Leo me chupaba mi verga para lubricar hasta que finalmente me puse detrás de mi vecino, que tenia un culito exquisito y le fui penetrando suavemente mientras el se quejaba que le dolía hasta que finalmente chocaron mis testículos con sus nalgas comencé al principio a culiarlo suavemente hasta que fui acelerando el ritmo, mientras este le chupaba la verga a Leo. Por su parte Eduardo sé culiaba a Enrique.

Después de un rato no pude aguantar más y acabe dentro de Jorge dando gritos de placer. Enseguida vino Leo y tomo mi lugar, ensartando de un solo golpe a mi vecino recién desvirgado por mí. No aguantó mucho rato y acabo también dentro. Luego su suegro deja de lado a Enrique y le ensarta su falo bruscamente haciéndole dar un pequeño grito. Le cabalgo un buen rato hasta que se lo saca y acaba entre sus nalgas, chorreando su semen por entre sus piernas. Luego se voltea y su suegro le toma su verga y comienza mamarle hasta que acaba dentro de su boca. Luego este le escupe el semen sobre el pecho. Luego Enrique se acerca a Jorge masturbándose y acaba encima de su cara llenándole de leche.

Luego todos nos relajamos y nos sentamos a beber un trago mientras Jorge y Enrique se fueron a duchar. Mientras bebíamos Leo y Eduardo se acercaron a mí y comenzaron a acariciarme y besarme al punto que todos estábamos excitados nuevamente. Mientras Leo me besaba Eduardo me mamaba la verga hasta que se sienta en mi verga clavándosela por completo y comienza a cabalgar. Por su parte leo puso su verga en mi boca y se la empecé a chupar. En eso estábamos cuando aparecieron nuevamente Jorge y Enrique los cuales se tiraron en la alfombra y formaron un 69. Luego Eduardo se levanta y le dice a Leo que desea sentir su verga dentro. Acto seguido se sienta en la verga de Leo mientras yo comienzo a mamarle el culo a Enrique, mientras este continua haciendo el 69 con Jorge. Luego sobre la misma Enrique se levanta y se pone en cuatro patas y Jorge le ensarta su fierro lubricado por su saliva hasta el fondo y comienza a cabalgarlo, mientras yo le pongo mi pene en la boca. Casi al instante se escucha gemir a Eduardo, quien lanza su semen mientras continua encima de la verga de Leo. Quien al sentir apretado su falo por las contracciones de su compañero acaba dando gritos de placer. Por su parte Jorge le saco su fierro caliente a Enrique y acabo entre sus nalgas, mientras este acaba lanzando su leche en la alfombra. Yo al ver tan excitante espectáculo eyaculé dentro de su boca.
Luego todos profundamente cansados por tan tremendo ejercicio físico nos tiramos, algunos en la alfombra y otros en los sofás.

Finalmente nos vestimos y Jorge con su suegro se fueron para su casa. Al salir Jorge me dijo a este viejo me lo voy a culiar apenas entremos. Ambos sonreímos y se fueron. Por nuestra parte con los muchachos nos fuimos a acostar.
Al día siguiente los muchachos se fueron, ya que deseaban continuar su viaje. Por supuesto que tuvimos sexo antes que se fueran.
Con Jorge y su suegro tuvimos un par encuentros hasta que tuve que venirme ya que se acaban mis vacaciones.

PAGINAS GAYS RECOMENDADAS:
Sexo Gay -
Sexo Gay - Videos Pollas Gays -Pollas Gays - Videos Gays - Tema Gay - Porno Gratis - Sexo Transexual - Fotos de Famosos - Chicos Gays - Intercambios Porno - Sexo XXX - Sexo Gay - Pollas Gays - Porno Gay

Relatos Gays - UNA TARDE DE VERANO

Orgía, gay. Cuatro amigos viendo una película porno...

Era verano y estábamos de vacaciones, Juan uno de nuestros amigos nos había invitado a Jorge, Ernesto y a mi (mi nombre es Javi), a su casa aquella tarde, ya que ese fin de semana estaba solo. Después de la siesta y una ducha me puse una camiseta, un pantalón corto y me fui a su casa.
Cuando llegue Jorge y Ernesto ya estaban allí, debían llevar un buen rato, por que los note muy contentos y vi varias cervezas vacías sobre la mesa. Juan estaba en bañador, sin camiseta. Jorge y Ernesto vestían como yo.
Enseguida me uní a la fiesta, estaban viendo fotos de Juan cuando era un niño, y eran muy graciosas. Seguimos bebiendo, y Juan propuso ver una peli porno que había alquilado, todos estuvimos de acuerdo.
La película era buena, salían tías de grandes tetas, y tíos con rabos enormes y duros, haciendo de todo. Juan estaba totalmente empalmado, y se notaba un buen rabo bajo su bañador y de vez en cuando se daba pequeños frotes. Cuando ya no pudo mas dijo “Hey tíos y nos hacemos una paja”, casi no le dio tiempo a terminar la frase y Ernesto ya se estaba quitando los pantalones y los calzoncillos, mostrando un pene pequeño pero grueso en total erección “estoy que reviento” dijo mientras se la empezaba a menear, arriba y abajo, con mucha energía. Jorge me miro, extrañado, ya que como yo no sabia que hacer. Juan también se quitó el bañador, su pene era mas largo pero delgado, masturbándose también; la sorpresa fue que iba totalmente depilado, ya sabíamos que se depilaba las piernas por la bici, pero depilado integral no me lo imaginaba. Al final Jorge se desnudo también, y yo le seguí, ya que era más cortante estar vestido con todos ellos en pelotas meneándose la polla. El pene de Jorge era enorme y grueso, hasta el punto de que Ernesto hizo un comentario al respecto. Mi pene era normal, y delgado. Estábamos los cuatro ya en pelotas, masturbándonos y Ernesto fue el primero en terminar, soltando chorros de semen sobre su vientre.
La escena en ese momento era de sexo anal, y un negro se follaba a una rubia de buen culo. Juan dijo “sabéis lo bueno de dar por culo, que se puede hacer igual a un tío que una tía y no notas diferencia”. Lo has probado, pregunte yo, y me dijo “con tías si y con tíos lo pienso probar, pero yo solo doy”. Ernesto, que era el mas lanzado propuso “podíamos echarlo a suertes y al que pierda nos lo follamos”. Yo reía pensando que no era mas que una broma, y Jorge dijo “de acuerdo, el que tenga la polla más pequeña pierde”, Ernesto no tardo en reaccionar “cuidado que aunque la mía aunque es mas corta es mas gorda, la mas pequeña es la de Javi”. De eso nada, grite yo, siempre pensando que bromeábamos claro, y no me dio tiempo a decir más. “A por él” grito Jorge mientras Juan ya se había abalanzado sobre mí. Yo pensando que jugábamos, no me defendí mucho, y sin darme cuenta me tenían entre los dos sujeto por los brazos y boca abajo en el sofá. Ernesto colocó un par de cojines de bajo de mi, elevando mi culo y colocándose detrás de mi. “Ya vale, grite yo, cabrones panda de maricas”, aun sin pensar que intentarían algo mas, hasta que note la punta de su pene rozando mi ano. Esperar, dijo Ernesto, que así le voy a destrozar el culo, y se dirigió al baño. Junte las piernas con fuerza, pero no sirvió de nada y note como algo frío y cremoso se untaba en mi ano, introduciendo un dedo y dilatando poco a poco mi virgen culo. Basta ya, os estáis pasando tíos, gritaba yo, mientras Juan me metía un trozo de su camiseta en mi boca, casi ahogándome.

De pronto note una gran presión en mi culo, era la polla de Ernesto que estaba intentando y entrar. Y entró. El dolor fue terrible, parecía como si me estuviesen partiendo en dos y cuando empezó su mete-saca fue peor la sensación era horrorosa. Así me estuvo follando, dando palmitas en el culo, hasta que se dejo caer sobre mi, follando mas deprisa y corriéndose dentro.
Mi turno, dijo Juan, sujétale bien que no para de moverse. Tranquilo, respondió Jorge, que era mas bien gordito, sentándose sobre mi espalda e inmovilizándome por completo. Las lagrimas saltaban de mis ojos, nunca esperaba que mis amigos pudiesen humillarme de aquella forma. “Vamos a probar a un tío” dijo Juan mientras introducía su pene de un golpe, por suerte mi culo ya estaba dilatado por la polla de Enrique y aquello no fue mas que continuación de lo que ya había tenido. No tardo en correrse, restregando luego su polla llena de semen sobre mi culo y espalda.

Yo paso, dijo Jorge, prefiero hacerme una paja, y me soltó el brazo. Juan y Ernesto se apartaron de mí, mirándome, sin decir nada. Mientras, yo estaba empezando a pensar que el placer y dolor pueden estar unidos.

Relatos Gays - SACIANDO MI HAMBRE DE SEXO

Gay - tranxes, dominación, trío, infidelidad. Encontró la oportunidad perfecta para poder gozar del sexo en una pagina de contactos...

Escribo el relato de lo que me paso hace un par de semanas cuando estaba en busca de saciar mi hambre de sexo después de casi dos meses sin ningún tipo de contacto sexual, debido al embarazo de mi mujer.
En un principio pensé en salir a la calle y buscar alguna prostituta que me calmara, pero debido a los lugares donde se exponen en mi ciudad preferí no hacerlo por si me pudieran ver alguno de mis conocidos.
Al final leyendo el periódico llegue a las paginas de contactos y allí me dije esta es mi oportunidad. Estuve buscando entre todos los contactos que estaban impresos, nunca me había fijado la cantidad de anuncios que allí podías encontrar: mujeres, hombres, sadismo, travestís, beso negro, lluvia.....
Después de mucho leer y releer escogí tres y me dispuse a llamar. En el primero solo había una mujer, en el segundo salió el contestador y al fin en el tercero me dijeron que podría escoger entre una docena de mujeres, estaba en un lugar discreto y su precio era razonable.

Salí de casa nervioso y muy excitado. En una media hora me presente en el lugar donde estaba la casa de citas, llame y me abrieron la puerta sin preguntar. Una vez en el piso, me abrió la puerta una mujer de unos 50 años y muy amablemente me introdujo en una pequeña sala donde había un sofá y una mesita de centro con varias revistas pornográficas. Allí me explico los servicios que hacían sus pupilas, desde un francés a un beso negro, pasando por el griego, también me dijo que podía escoger dos chicas por un módico aumento de precio de la tarifa básica. Yo sin pensármelo le dije que escogería a dos chicas para que me hicieran disfrutar las dos. Entonces me dijo que haría pasar a sus chicas para que yo decidiera, me pregunto si quería algo de beber, a lo que yo le dije que si, se retiro y al poco rato apareció una chica rubia con un top y una minifalda, que estaba despampanante me traía un whisky con hielo y me dijo que se llamaba Adela, me dio dos besos y salió.

A continuación pasaron por la sala otras 7 chicas hasta que paso la última, una mulata impresionante, aparentaba tener unos 20 años no mas y su pecho era demoledor, que delantera pensé, su culo era perfecto, vestía una camiseta de tirantes y un pantalón vaquero de los que quitan el hipo, dijo llamarse Carola su acento era caribeño muy dulce. Cuando salió entro la señora y me pregunto que chicas escogía, le dije que Adela y Carola, a ella se le escapo una sonrisa muy picara, no sabia porque y no le di ninguna importancia, pague como es de rigor y me llevo a una habitación con una cama de matrimonio grandísima con una colcha de raso, dos mesillas de noche con un paquete de preservativos encima de cada una y un par de sillas. En una mesa de centro había un televisor y un vídeo.

Las paredes estaban cubiertas con varios espejos y algunas pinturas eróticas y el techo era un espejo central encima de la cama. Allí me dejo la señora a la espera de mis dos chicas. Tardaron un par de minutos en llegar, entraron vestidas como las había visto antes y me dijeron que me pusiera cómodo. Empecé a desnudarme mientras Adela hacía lo mismo y Carola me miraba con una sonrisa en los labios. Cuando estuve desnudo Adela me pidió que la acompañara al aseo, uno de los espejos era una puerta que daba a un enorme aseo con bañera y bidé. Me dijo que si prefería darme una ducha o lavarme solo, yo que me había duchado antes de salir de casa le dije que lavarme.

Me hizo sentar en el bidé y con una esponja muy suave empezó a limpiarme, primero mi pene luego mis cojones y luego sin entender porque paso la esponja por mi culo una y otra vez dejándomelo limpio, en esos momentos note una extraña sensación de placer mientras me limpiaba mi ojete. Me turbe un poco ya que era la primera vez que me pasaba una cosa así. Una vez limpio me dijo que pasara a la habitación que ellas se debían limpiar también, así lo hice y al entrar en la habitación vi que el televisor estaba encendido y mientras me tomaba el resto de mi bebida empecé a mirar la película porno que pasaba por la televisión. En ella se veía una pareja que estaban follando como unos descosidos, el se la metía por delante y por detrás. En un momento entro otra persona en la habitación donde estaba la pareja, era una mujer alta, guapísima de grandes pechos y gran culo. Se desnudo sin quitarse las bragas y se fue a la cama y empezó a mamársela al chico, mientras la chica iba a quitarle las bragas, en ese momento entraron en mi habitación mis chicas Adela y Carola, deje de mirar la película en el momento en que la chica bajaba las bragas a la recién llegada, me pareció intuir que de las bragas salía una polla erecta, pero la llegada de las chicas no me dejo seguir mirando y descubrir si era cierto lo que había visto o me había parecido ver.

Adela salió del baño totalmente desnuda era un monumento de mujer sus pechos sin ser grandes estaban tiesos y su culo era respingón, iba totalmente depilada cosa que me agrado, Carola en cambio llevaba puestas las bragas y el sostén, que dejaba entrever unos pechos macizos. Vaya dos monumentos tenia a mi disposición. Adela me echó en la cama y sin muchos preámbulos me empezó a acariciar mi cuello, bajo hasta mi pecho y se apodero de mis pezones, mientras tanto Carola bajo directamente a mi polla que en esos momentos estaba empezando a mostrar gran parte de su esplendor, no es que sea muy grande mide unos 19 cms pero es bastante gruesa. Carola se metió mi polla hasta el fondo de su garganta y comenzó a chupar y lamer toda mi polla desde el agujero hasta los cojones, sabia muy bien lo que hacía era una gran profesional, daba pequeños mordiscos al prepucio y a los cojones. Adela mientras me ponía su depilado coño en mi boca para que pudiera comérmelo, era muy agradable poder chupar un coño sin tener que ir sacando pelos de la boca cada dos por tres.

La mamada que me estaba haciendo Carola me estaba poniendo a mil y por momentos pensaba en no poder aguantar mas y descargar mi leche ya, pero haciendo un esfuerzo logre mantenerme y dejar que siguiera la gran mamada. A partir de ese momento tire a la cama a Adela y nos pusimos en posición de hacer un 69, cogió mi polla y empezó un tratamiento de shock, mi polla le debía llegar hasta el final de su garganta ya que sus labios estaban acariciando el vello de mi pubis, Carola a la que no veía empezó a lamerme los cojones por detrás, que sensación mas placentera una boca en mi polla y otra en mis cojones, comiéndomelos lamiéndomelos, ufff, pero cuando mas caliente estaba, note como Carola dejaba mis cojones y empezaba a subir por mi raja hasta encontrar mi agujero anal y sin mas metió su lengua lamiendo en círculos todo el agujero, intente decirle que no lo hiciera pero Adela cogiéndome la cabeza me obligo a seguir chupando su coño, su respiración era entrecortada, parecía que le estaba llegando un orgasmo, efectivamente a los pocos segundos note como sus líquidos salían de su coño para meterse en mi boca, en la posición que estaba y si no quería ahogarme tuve que tragarme todos sus flujos. Mi excitación no bajaba ya que Adela seguía dándole su tratamiento especial a mi polla.

De pronto vi que Carola se desnudaba del todo de espaldas a mí, vi su culo, vaya pedazo de culo, lo mejor que había visto nunca. Mareaba pensar en follarlo. Cuando se hubo quitado las bragas se giro y mi sorpresa fue tal que mi polla perdió su erección totalmente. Delante de ese culo tan perfecto, tan femenino, había una polla descomunal y una bolsa con dos cojones. (ERA UN TRAVESTÍ!. No me lo podía creer, había estado besándome y chupando mi polla un travestí. Ellas cuando vieron mi sorpresa y que mi polla reaccionaba a la baja soltaron una sonora carcajada. Adela dijo: que te parece señorito )le gusta una mujer con polla? )A que sí?
(No! Dije yo.
Carola acercándose a mí dijo: pues creo que si te gusta y sino ya te enseñare a que te guste. Una vez dicho esto cogió su polla y me la metió sin mas en mi boca. Yo hice un esfuerzo para que no me la metiera pero Adela apretando mi nariz logro que abriera la boca y Carola me metió su polla. (Chúpala cabrón! Y como me intentes hacerme daño te daré un par de hostias que te enteraras. (Vamos putita! Chupa.
Con Adela encima de mí y con estas amenazas empecé a chupar esa polla, su gusto en principio me disgusto mucho, nunca en mi vida había tenido una en la boca, ni se me hubiese pasado por la cabeza tener una. A medida que me iba relajando y chupando note como mi polla se iba poniendo erecta (Como era posible!, (Yo un heterosexual acérrimo excitado comiéndome una polla! Era de locura.

Adela noto esto y le dijo a Carola: mira la putita le va encontrando el gusto a eso de chupar pollas, resultara que le gustaran mas las pollas que los coños, y se rió. Mientras la polla de Carola iba endureciéndose y engrandándose dentro de mi boca, así sin mucho pensar considere que debía medir unos 25 cms y unos 4cms de diámetro. Una pieza demasiado grande para una boca inexperta como la mía, las arcadas eran inevitables, pero Carola no me dejaba sacarla, mas bien lo contrario metía mas y más hasta que estuvo entera dentro de mi boca, no podía ni lamerla ya que me ocupaba toba mi cavidad, en ese instante empezó a moverse igual que si me estuviera follando, a cada penetración intentaba llegar mas adentro de mi garganta y yo pensaba que me seria imposible impedir mis arcadas. Después de un rato, cesó su movimiento y saco su polla de mi boca, fue a una de las mesillas de noche y volvió con un par de esposas como de la policía, sin yo tener tiempo a pensar ni a protestar me ato a la cabecera de la cama las dos manos. (Te gusta! )Eh putita? Pues lo ahora viene te gustara mucho más.

PAGINAS GAYS RECOMENDADAS:
Sexo Gay -
Sexo Gay - Videos Pollas Gays -Pollas Gays - Videos Gays - Tema Gay - Porno Gratis - Sexo Transexual - Fotos de Famosos - Chicos Gays - Intercambios Porno - Sexo XXX - Sexo Gay - Pollas Gays - Porno Gay

Relatos Gays - EL MECANICO ARDIENTE

Gay, orgía. Una buena sesión de sexo con sus amados chacales.

Continuación del relato “El mecánico ardiente” publicado en el “Rincón de Márqueze.net” el día 2 de Junio de 2002.
Hola amigos, esta es la continuación del relato llamado \"EL MECANICO
ARDIENTE\". Después de la súper cogida que me dio Beto el mecánico, me fui a
mi casa, no sin asegurarme que iba a pasar al otro día que era sábado por
ellos, por el mecánico y por su amigo Javier. El caso que me fui a mi casa,
y cuando llegue antes de meterme a bañar, me empecé a masturbar, mientras me
metía un dedo al culo y sentía la leche caliente del mecánico en el interior
de mi ardiente ano. Sentía mi culo hirviendo por la fricción continua de la
cogida. Y llevaba mis dedos a la boca saboreando los restos de los calientes
mecos, hasta que solté un chorro de semen. que me llego hasta el cuello.
Al otro día me levante temprano, arregle las cosas, reserve un hotel
discreto en la playa, y me fui por mis chacales deliciosos. Cuando llegue
por ellos, no lo podía creer Javier era un hombre alto de unos 22 años, me
imagino que media 1.82, se me hacia muy alto, con unas manos fuertes, unos
dientes perfectos, barba de tres días, era rubio opaco con ojos verdes,
llevaba puesto unos jeans, una camiseta desmangada y botas (jejeje que
combinación no?) el caso que estaba muy cachondo, se le notaba un potente
bulto en el pantalón, ya me daban ganas de dejar al Beto y llevármelo a el
solito para mi, pero necesitaba una verga en el culo, y otra en la boca.

El beto iba vestido con shorts, tenis y sin camisa, se le notaba el vello en el
pecho que corría ligeramente hasta su ombligo. Nos saludamos y cuando le di
la mano a Javier, me la desvió hasta su paquete y le di un apretón en esa
rica verga, mientras el me decía: \"¿Que? Te gusta lo que sientes??\" \"pues
esto es lo que te vas a comer mamita\". A mi medio risa por lo que me decía,
pues apenas nos acabábamos de conocer, me imagino que el Beto le contó la
culeada que me dio la noche anterior . El Beto me preguntó: ¿que onda con la
feria? ¿cuánto nos vas a dar?. A lo que yo le dije: \"Mira, me va a costar la
gasolina, el hotel y la cerveza, así que si quieres ir Beto, no te voy a dar
nada, de otra manera me llevo a Javier, así que tu sabrás\", Javier dijo que
el no quería dinero, que solo quería salir de la ciudad y coger, pues su
novia tenia el periodo y traía unas ganas tremendas de culear.

Pues a regañadientes el Beto se subió al carro, y eso si, me lleve al Javi en el
asiento de enfrente para ir jugando con su verga en el camino. San Carlos
queda a una hora de Hermosillo, en el camino, aunque esta prohibido, nos
fuimos tomando unas cervezas, ya casi para llegar el Javi tomo mi mano, y me
la puso en su verga que estaba tiesa, y fuera del pantalón. Era una verga
muy rica gruesa algo grande considerando su estatura, no estaba circuncidada
y tenia un lunar en la cabecita en el lugar donde salen los fluidos.

Casi me orillo a comérmela, pero le dije que la guardara y que esperara a que
llegáramos, el me decía: \"Mira que bonita mi verga. ¿te gusta? ¿quieres
comértela?\", yo le decía que se esperara, finalmente se la guardo. El Beto
por su parte como que venia algo celoso porque casi no hablaba. Ya para
llegar me pare en un expendio de cerveza y le dije al Beto que fuera por mas
cerveza, el me pidió dinero, y le dije: \"Beto ahí tienes dinero, o la
compras o te quedas aquí, así que tu sabes\" se bajo medio enojado, pero a
final de cuentas ya habíamos pintado la raya, el ya sabia cuales eran sus
limites. Llegamos al hotel, San Carlos es Maravilloso, es la unión del
desierto y el mar, eso me apasionaba mas, sentir la brisa marina y el sol
abrasador era súper excitante. El día se nos fue en el mar, en la comida, y
finalmente llego la noche, compramos mas cerveza y estuvimos platicando, el
Beto ya medio borracho se sacaba la verga y me la ponía en la cara, y me
decía: \"Mamala, hazlo como anoche, quiero metertela hasta los huevos por tu
culo\" . La verdad que me tenia medio harto, quería buscar una solución, me
arrepentía de haberlo traído, mejor me la hubiera pasado solo con Javier.

Pero como para todo hay solución, se me ocurrió llamarle a un amigo que
vive en Guaymas, amante y adorador de los chacales al igual que yo, para que
entrara en acción y me dejara el Beto en paz. Le hable por teléfono y le
dije: \"Daniel, vente a San Carlos, traigo a dos chacales, y necesito
ayuda\". Guaymas queda solo a 15 minutos de San Carlos, mientras llegaba mi
amigo, mande al Beto por mas cerveza (esta vez si le di dinero), y en cuanto
salió del cuarto, ACCION, le agarre el cuello al Javi, y nos fundimos en un
ardiente lenguazo, mientras el me agarraba las nalgas, y yo le trataba de
abrir el pantalón. Me separe de el, y le quite el pantalón, y me lancé sobre
su preciosa polla.

La empecé a mamar desde la cabeza, hasta los huevos, y ocasionalmente le
pasaba la lengua por el culo, el agarraba mi cabeza, y trataba de metermela
toda, su verga sabia riquísima, era limpiecita sin venas, gorda y le salía
una gran cantidad de precum, que yo tragaba desesperadamente buscando mas en
el hoyo de su cabecita. El me pasaba los dedos bruscamente por mi raja, que
ya empezaba a hervir por la calentura, yo seguía mamandola por los lados,
por la cabeza, me la tragaba toda, se me salía la saliva, era una total
locura. El me decía: \"así putita toda trágatela, es toda tuya, sacame los
mecos\", yo seguía con mi ardua y placentera labor, cuando el javi se puso
tenso y grito: \"ahí te van todos mis mecos, trágatelos puta\". Con eso sentí
un mar de leche caliente inundar mi boca, que yo trague inmediatamente,
mientras el me decía \"que rica boquita tienes, la mamas muy rico\".

Nos separamos, yo seguía súper caliente, pero para mi sorpresa a el no se le
bajo la erección, entonces me dijo que le trajera otra cerveza, y que en
unos instantes me iba a hacer su vieja. Fui por la cerveza y cuando regrese,
la imagen era fabulosa, ahí estaba el en la cama, semi acostado, totalmente
desnudo con la verga dura y agarrandosela, muy guapo el puto chacal, le di
la cerveza, y me volví a lanzar a mamarle el pito, el me quito bruscamente,
y me ordenó que me pusiera en cuatro, lo hice rápidamente, mientras el me
separaba las nalgas con las manos y me decía: \"esta rosita tu culito que
rico, te lo voy a partir toda, vas a saber quien es tu pinche macho\" . yo me
sentía en el cielo, cuando de repente siento que escupió en mi culo, y
empezó a apoyar su cabezón, mi culo lo deseaba, estaba muy caliente, pues le
devoro la cabecita al instante, lanzando el un gemido y diciendo: \"ayyyyyy
putita andas jariosa, te tragaste la toda cabecita\", el trataba de hacerlo
con cuidado, pero mi culo ya estaba abierto por la noche anterior, así que
yo mismo me empale aventándome hacia atrás y tragándome de golpe la verga de
ese puto caliente y buenon chacal. El bramo, y me agarro de los hombros
tratándose de meter completamente dentro de mi, mientras me decía: \"que
caliente tienes el puto culo, me vas a sacar la leche\", yo gritaba, pero de
repente tocaron la puerta, era Daniel (ya me había olvidado de que vendría)
me separe del pito de mi amante y me levante a abrir.

Daniel tiene 18 años, es blanco, ojos miel, delgado, algo alto, cara de niño, pero su mayor atractivo son sus nalgas redonditas y paradas. Volviendo a la historia, le
abro, me abraza y le dije: \"me estaban pegando una culeada, que no te
imaginas, veras tiéntame el culo\", el me lo tentó, y me metió un dedo que se
lo trago mi culo inmediatamente, se lo llevo a la boca y lo chupo, y me
dice: \"sabe a macho que rico, esta tu culo hirviendo\", pasamos, y se
sorprendió de ver a Javi con la verga al aire, yo le dije: saluda a esa cosa
rica, dale un besito. Daniel se lanzo y se la trago de golpe, le dio unos
lenguazos, y luego se separo, le dije que se desvistiera y así lo hizo, se
sentó en la otra cama y se comenzó a masturbar, mientras yo le pedí a Javier
que se recostara de tal forma que desde la otra cama Daniel nos pudiera
ver: a continuación me senté en la verga de mi chacal, mirando fijamente a
mi amigo, que tenia unos ojos de lujuria que no podía con ellos, y le
preguntaba: Daniel ¿como se me ve el culo con este vergon dentro?\', mi amigo
me decía: \"bien abierto, que puta eres cabrona, parece que se te va a
reventar?, que rico te la estas comiendo\" mientras se la jalaba, y se metía
un dedo por su rico culo. Mi chacal solo gemía, y me abría mas el culo con
su verga, de repente se abre la puerta y entra el Beto. Le dije: \"Beto aquí
te tengo un putito que quiere comerse tu verga, ve el culito lo tiene bien
paradito, pártele la madre con tu verga\" el Beto ya borracho se quito la
ropa y se aventó a la cama, agarrando las nalgas de Daniel, le empezó a
pasar la lengua por la raja, Y luego mi amigo se la mamaba, mientras yo
seguía cabalgando al Javi. El javi es una de las mejores culeadas de mi
vida, es experto, te trata con cariño, pero a la vez muy cachando, me decía:

\"ya casi no aguanto mamita, tienes el culito muy caliente, voy a tener que
hacerte un hijo\", mi amigo Daniel, estaba que gritaba como vieja, le decia
al beto: \"papito que rico, damela la necesito en mi culito, por favor ya
metemela\". De repente se me ocurrió una idea le dije al Javi que nos
fuéramos todos al piso y que ellos dos (el javi y el beto) nos cogieran a mi
y a mi amigo de perrito para poder besarnos mientras nos culeaban. Todos
aceptaron, pero el puto Javi dijo que quería probar un rato el culo de mi
amigo, y pues ni modo, Daniel tenia el culito bueno, no me pude negar. Nos
pusimos de cuatro Daniel y yo, frente a frente, nos empezamos a dar un
lenguazo, el javi se puso detrás de Daniel y se la empezó a meter, Daniel
bramaba, gemía como una vil puta me mordía los labios, de repente siento que
me abren de golpe el culo y grite como una puta herida, era el maldito Beto
en venganza me la dejo ir sin avisar, sentía sus huevos junto a los míos.

Yo le decia: \"Beto salte un ratito, no seas cabrón\" el me dijo: \"ahora te
aguantas y te la comes toda pinche puta golosa\" me seguía culeando, y el
javi se la metía toda hasta los huevos a mi amigo. Yo aprovechada para
tentar el culo de mi amigo mientras se lo culeaban, y lo tenia súper
caliente, le agarraba los huevos a mi amigo, y a los dos chacales, mi amigo
hacia lo mismo, y ocasionalmente metía uno de sus dedos entre mi culo y la
verga del Beto. Era una cosa deliciosa. Mi amigo ocasionalmente se separaba
de mi boca y me decía: \"que rica verga tiene este pendejo, me tiene mi culo
al rojo vivo\" yo ya me quería venir, pero quería hacerlo con la verga del
güero javi en mi culo, para mi suerte Daniel dijo: Beto quiero sentirte en
mi culo por favor, párteme el culo pendejo\" nos separamos todos y pusimos
dos sillas frente a frente, se sentaron los calientes chacales, y no
sabíamos a cual irle, los dos estaban deliciosos. Me senté en el pito del
javi y me dijo: \"siento tu culito mas deseoso y abierto mi rey, esta muy
calientito\" y Daniel se sentó en el gran pito del Beto, Era delicioso ver
nuestros culos abiertos, al Daniel se le veía rojo, abierto, inflamado por
la fricción de la verga del Beto, yo me sentía igual, nos seguíamos besando
el Dany y yo, y ocasionalmente uno se agachaba y le mamaba la verga al otro.

El Beto le dice al Javi,: \"como la vez con estos putos calientes? Que ricas
tienen sus panochitas estos maricas ¿verdad?\" yo me sentía extasiado, de
repente el Beto grita a Daniel: \"ay me estas quemando la verga Puto marica,
ahí te van todos mis mecos, recíbelos putito \" yo me agache, tome la verga
de mi amigo, y le di una tremenda mamada, y termino llenándome la boca de
leche, mientras que el Beto le dejaba el culo lleno de caliente esperma. El
Beto empujo a mi amigo y se fue al baño, yo me quede ensartado y gimiendo
como puta, mientras que le acariciaba los huevos al javi .Daniel ya se iba,
lo detuve y le dije: \"déjame sacarte con la lengua los mecos que el Beto te
dejo en tu culo\", el se dio la vuelta abriéndose las nalgas, mientras yo
seguía cabalgando a mi hombre que me tenia con el culo al rojo vivo y me
decía: \"ay mamita, que no te conformas con mi pito, es todo tuyo, ya casi me
vengo, apriétamelo con tu culito porque te quiero hacer un hijo\" se lo
empecé a morder con mi culo mientras saboreaba el rico ano de mi amigo que
gemía como mujercita, y me tragaba la leche depositada ahí por el pinché
Beto. De repente el Javi grito: \"Ahí te van todos mi reina \" gimiendo y
sentándome completamente en el, Daniel se dio la vuelta, agarro mi verga,
que estaba bañada en precum, se la metió en la boca y explote en el
llenándole toda la boca de semen, mientras que terminaba con mi culo de
ordeñar el pito del Javier y lo besaba apasionadamente.

Nos separamos, nos tomamos otras cervezas y a dormir. Al otro día que desperté ya tenia la verga del Beto en mi culo, y en la otra cama Daniel estaba viéndome
lujuriosamente mientras cabalgaba al rico Javier, con el culo totalmente
abierto por el vergon del chacal. Nos corrimos llenando las sabanas de leche
y ellos nuestros culos con otra dosis de caliente semen., Daniel se baño y
se fue. El Beto, Javier y yo, nos regresamos a Hermosillo. Al Beto no lo he
vuelto a ver, pero si he vuelto a coger con el papacito del Javier. Espero
que les haya gustado este Relato.

PAGINAS GAYS RECOMENDADAS:
Sexo Gay -
Sexo Gay - Videos Pollas Gays -Pollas Gays - Videos Gays - Tema Gay - Porno Gratis - Sexo Transexual - Fotos de Famosos - Chicos Gays - Intercambios Porno - Sexo XXX - Sexo Gay - Pollas Gays - Porno Gay

Relatos Gays - EL JOVEN DEL LEJANO ORIENTE

Gay. Un encuentro con un muchacho muy atractivo que había puesto un aviso buscando un hombre como él.

Soy un hombre de 50 años, bisexual, casado que siempre busca en los avisos
de la web para encontrar personas similares a mi a fin de tener encuentros
sexuales de puro placer sin ataduras, ni mayores complicaciones, ni
trascendencia.
Hace unos días revisando la página local había un aviso de alguien
que buscaba un hombre cuyo perfil se ajustaba perfectamente a mi. El aviso
lo había colocado un joven de 19 años, lo que en otra ocasión hubiese hecho
descartarlo. No tengo nada contra los jóvenes, sólo que resulta muy
comprometedor que te vean en la calle con un muchacho que puede ser tu hijo.
Sin embargo, en esta oportunidad había un detalle que llamó mi atención, era
un joven con rasgos orientales ya que es descendiente de japonés y
venezolana. Debo decir que siempre he sentido una debilidad por los hombres
japoneses, tal vez sea que son muy diferentes a mi ya que yo soy más del
tipo oso, o por lo inusual ya que la colonia japonesa en Venezuela es muy
escasa.

Le escribí y casi de inmediato contestó. Se llamaba Jaime, hijo único, y
estudiante del último año de bachillerato. Esto más lo complicado de mi
agenda limitaba mucho la posibilidad de un encuentro. Le di el número de mi
celular y quedamos que me llamaría tan pronto él encontrase una oportunidad
para conocernos.
Pasaron varios días hasta que llamó cerca de las 6:00 pm de un jueves
diciéndome que sus padres habían salido y que si quería podía ir a su casa.
La idea me asustaba ya que no estaba en mis planes ser encontrado en la cama
con un muchacho. Pero eran tantas las ganas de conocer a mi
japonesito que me dirigí de inmediato a la dirección que me había dado.

Se trataba de un pequeño edificio de tres pisos con un apartamento por piso,
Cuando llegué una figura desde el tercer piso me hizo señales de que ya
bajaba a abrirme la puerta. Yo tenía miedo de lo que me iba a encontrar ya
que Jaime no se había querido describir físicamente. Me imaginaba que era un
moco, una loca soltando plumas por todos lados, o tenía un pene minúsculo.
Pues no, resultó ser de lo más atractivo, tenía esos ojos orientales
que tanto me perturban parcialmente escondidos
detrás de unos lentes correctivos de montura muy moderna, medía como 1,75m y
se podía ver que debajo de la sudadera había un buen cuerpo. No mostraba
tampoco ningún amaneramiento, así que seguramente su problema era de pene.
No había duda, debía tenerlo como dicen que lo tienen los hombres de su
raza.

Subimos las escaleras hasta el ultimo piso, yo estaba decidido a hacer de
todo con él, sin importar su edad, ni el tamaño de su pene. Al llegar al
tercer piso Jaime me echo un balde de agua fría cuando me dijo que no
podíamos entrar en su casa porque en ella estaba un tío enfermo que no se
podía parar. Yo estaba tan caliente que no pensaba perder la oportunidad de
finalmente tener algo con un japonés (o medio japonés como en este caso).
Así que en el entrepiso entre el 3er piso y la azotea me le acerqué y empecé
a abrazarlo y besarlo apasionadamente.

Estaba ávido de saciar mi curiosidad sobre su pene, así que no esperé en
bajar casi de inmediato a su encuentro. Oh! nueva sorpresa, su pene no era
como lo imaginé, tenía como 16 cm de largo, era más bien gordo, y la piel
parecía seda oriental. Pero más que el tamaño lo que me llamó la atención
fue lo perfecto que era. Glande rosado y redondeado, tronco duro como una
piedra y todo apuntando al cielo. Es uno de los penes más hermosos que yo he
visto, y vaya que he visto penes en mi vida.
Había en él un detalle que me perturbaba, me trataba de \"usted\".
Usted quiere que le desabroche el pantalón?, Usted
quiere que lo bese?, etc.

Resultó ser un jovencito bastante novato, trataba desesperadamente de
bajarme los pantalones sin mucho éxito, creí que me iba a romper el cierre
en el intento. Por su forma de besar casi puedo apostar que era una de las
primeras veces que lo hacía. Finalmente bajó mis pantalones y sacó mi pene
totalmente erecto, sus labios dejaron salir un que grande!. Me
confesó que era el segundo pene erecto que había visto en su vida, y que
nunca sa había imaginado que iba a mamar un pene de ese tamaño (18cm). Se
arrodilló hasta que mi pene quedó a la altura de su boca, poco a poco se lo
fue metiendo y yo suavemente iba dirigiendo su cabeza con mis manos. Resultó
ser un buen aprendiz, al poco tiempo no necesitaba más guía, engullía mi
pene y apenas dejaba un poco sin abarcar. Me llegó a calentar tanto que tuve
que hacer esfuerzos para no eyacular en su boca.

Yo no pensaba dejar desatendida la hermosa y gruesa paloma de Jaime, así que
lo fui llevando poco a poco hasta que se sentó en las escaleras. Allí pude
contemplar de nuevo esa hermosura, aunque no por mucho tiempo porque muy
pronto estaba dándole una mamada fenomenal. Jaime gemía, temblaba, y no me
pude todo lo que quería a su pene ya que el chamo estaba a punto de acabar
en cualquier momento y yo tenía intenciones de que siguiéramos gozando un
poco más.

Nos paramos y nos entregamos de nuevo a una sesión de besos y abrazos. Yo le
propuse penetrarlo pero le daba miedo el tamaño del mío, así que pasamos a
mi. Le puse el condón que había comprado camino a su casa, me incliné un
poco para facilitar su entrada. El se puso en posición y me lo metió de un
solo trancazo, no pude evitar lanzar un quejido. Sacó su pene mientras con
voz de susto decía Ay Señor, discúlpeme pero no tenía intención de
causarle daño.
Lo tranquilicé diciéndole que el quejido era de puro placer, así que de
nuevo le expuse mi culo y él diligentemente me lo metió. Que ricura, saber
que esa hermosa herramienta esta haciéndose camino dentro de mi ano. Jaime
no lograba encontrar el ritmo adecuado, así que yo lo hice apoyarse de la
pared y empecé a culear hasta que logré sacarle toda la leche.
Me volteé y él me empezó a masturbarme con poca destreza, pero el grado de
excitación que tenía fue suficiente para tener una tremenda acabada en que
cayó en su cara y llenó sus manos. Con mis dedos retire parte del semen que
llenaba su cara y chupé mis dedos, luego los volví a llenar con mi semen, y
esta vez fue él quien probó mi semen. Era genial verle oler y probar mi
semen como si fuera algo raro, pero lo más genial fue ver que esa maravilla
que tenía entre sus piernas volvía a tomar tamaño (nada como tener 19 años).

Así que empezamos de nuevo, yo me apoyé sobre los escalones y abrí mis
piernas para que pudiera penetrarme de nuevo. No había terminado de tomar
posición cuando él volvió a metermelo de un solo trancazo, sólo que esta vez
mi ano estaba plenamente dilatado y entró sin causar dolor. Fue tal la
cogida que me estaba dando que eyaculé sin casi tener que tocarme mi pene,
él por su parte acabó lanzando una gran grito de satisfacción.
Creo que fue en ese momento en que nos recordamos que estábamos en el
descanso de la escalera de su casa con los pantalones por los tobillos, mi
camisa desabotonada, su sudadera por el piso, y ambos completamente sudados.
Esta situación hizo evocar mis inicios con mi primo, también en una escalera
hace muchísimos años.
Apresuradamente nos acomodamos lo mejor que pudimos y bajamos para que me
abriese la puerta. Lamentablemente, aunque hemos intercambiado mails no ha
sido posible cuadrar un nuevo encuentro, aunque sea en unas escaleras. Al
menos tengo la satisfacción de haber cumplido con fantasía de tener algo con
alguien del lejano oriente.

PAGINAS GAYS RECOMENDADAS:
Sexo Gay -
Sexo Gay - Videos Pollas Gays -Pollas Gays - Videos Gays - Tema Gay - Porno Gratis - Sexo Transexual - Fotos de Famosos - Chicos Gays - Intercambios Porno - Sexo XXX - Sexo Gay - Pollas Gays - Porno Gay

Relatos Gays - UN POLVO DESPUES DE TRABAJAR

Gay. Su primera experiencia sexual con un hombre.

Nunca olvidaré aquel día, después de un duro día de trabajo tenía que volver
a casa en metro, el coche se había estropeado. Hacía bastante tiempo que no
montaba en el metro y recordé lo \"agradable\" que seguía siendo. Los
empujones, las aglomeraciones, en fin lo de siempre.

Decidí bajarme un par de estaciones antes y hacer el resto del camino
andando, me apetecía dar una vuelta y atravesar el parque que hay desde esa estación
de Metro hasta mi casa.

Cuando salí a la calle respiré por fin aire limpio y me dirigí al parque,
era ya de noche cuando entré en él y fue en ese momento cuando me di cuenta que
alguien me seguía de cerca, hasta ese momento no me había fijado porque por
la calle había mucha gente, pero ahora en la soledad del parque no era normal
que fuera tan pegado a mi. Al principio no le di importancia, me giré un poco y
vi se que se trataba de un hombre joven, quizás algo más que yo.

Aceleré un poco el paso para despegarme de él, pero no lo conseguía, el
también lo aceleraba. Me estaba empezando a mosquear y me estaba poniendo
algo nervioso, no sabía que pensar.

Aceleré aún más mis pasos pero no conseguía distanciarme de él, lo intenté
un par de veces más sin conseguirlo. Dentro del parque había poca luz y empecé
a asustarme un poco, pero decidí hacerle frente.

Me paré en seco y me giré...

- ¿Por qué me sigues? -le pregunté.

- ¿Tu...tu entiendes?

- Joder, no sabes el susto que me has dado. Pensé que querías atracarme o
algo así.

- Perdona, no quería asustarte, pero te he visto en el metro y me has
gustado y no sabía si tu también...

Ahora resulta que después de todos estos años en los que ninguna tía me ha
entrado resulta que ligo con un tío. La verdad es que pensé en mandarlo a la
mierda pero la curiosidad pudo más y decidí esperar un poco.

- Mira la verdad es que a mi me gustan las tías y nunca he estado con un
tío, francamente creo que no...

- ¿Lo has probado? -me interrumpió.

- No, ya te he dicho que nunca he estado con un tío y jamás lo había
pensado.
Aunque no me importaría hablar contigo un rato sobre todo esto. Tengo
curiosidad.

Aceptó hablar conmigo, la verdad es que tenía ganas de conocer y charlar
de sexo libremente con una persona con gustos diferentes...

Nos sentamos en un banco y empezamos a charlar libremente, le pregunté que
era lo que le había gustado de mi, que si hacía muy a menudo eso de entrar a
desconocidos. El caso es que durante la conversación noté que me estaba
excitando, sobre todo cuando me contó como se lo había hecho con un vecino,
en la cocina de este mientras la mujer se estaba duchando.

No lo quería reconocer pero se me había puesto morcillona y me estaba
excitando hasta que me hizo la pregunta definitiva.

- ¿Te gustaría que te masturbara aquí? Solo eso y si no te gusta te vas...

Me quedé pensativo, después del susto que me había dado y las historias que
me había contado decidí probar, seguro que si había pasado todo esto era por
algo.

Le dije que si, pero que yo a él nada de nada, no pensaba tocarle ni un
pelo, y nada de besos, por supuesto.

- De acuerdo -me dijo- verás como te gusta.

- Y ahora qué? -le pregunté- ¿donde vamos?

Me llevó a un sitio un poco más escondido, donde el banco daba la espalda
a la senda por la cual paseaba la gente.


- Aquí solo verán a dos amigos charlando -me dijo.

Nos sentamos y antes de que pudiera hacer o decir nada más me puso su mano
sobre el pantalón, la verdad es que ya la tenía dura de pensar que me la iba
a tocar un desconocido...

- Veo que ya estás listo...la tienes muy durita....me gusta...

Según me iba tocando me iba diciendo cosas y francamente me estaba gustando
y mucho. Después de darme un buen masaje por encima del pantalón me bajó la
cremallera y metió su mano dentro, liberó mi polla y los huevos de su
opresión y me la saco fuera. Cuando noté el contacto de su mano directamente
sobre mi polla creí morir de gusto. Lo hacía con mucha delicadeza y sin duda
tenía mucha experiencia.

Se chupó un dedo y empezó a frotarme en la punta lo cual me estaba excitando
muchísimo, me agarró con la otra manos y me los empezó a masajear, a la vez
que con la otra agarró la polla firmemente y empezó a masturbarme muy
lentamente.
- ¿te gusta? -me preguntó.

- Si, ¿y a ti?

- Mucho -contestó.
Empezó a acelerar le movimiento y yo creí morirme, estaba en el parque, de
noche, solo se oían algunos pájaros y a lo lejos el ruido de los coches.
Cerré los ojos y empecé a disfrutar del momento, jamás pensé que aquello me
gustara tanto.


- Así relájate -me decía.

No se la razón por la que hice aquello pero lo hice, deslicé mi mano y la
puse sobre su polla, que también estaba erecta. Note un escalofrío que
recorría mi cuerpo y mi mente me decía que estaba haciendo, pero mi cuerpo me decía
que tenía que continuar.

Le bajé la cremallera y se la agarré por dentro, cuando sentí la piel de su
polla en contacto con mi mano me di cuenta de lo que iba a hacer. Se la
saqué fuera del pantalón y empecé a masturbarle lentamente como el hacía conmigo.
Era la primera polla que tocaba y me gustó, tenía la piel suave y estaba
muy caliente y dura.

PAGINAS GAYS RECOMENDADAS:
Sexo Gay -
Sexo Gay - Videos Pollas Gays -Pollas Gays - Videos Gays - Tema Gay - Porno Gratis - Sexo Transexual - Fotos de Famosos - Chicos Gays - Intercambios Porno - Sexo XXX - Sexo Gay - Pollas Gays - Porno Gay

Relatos Gays - SEDUCIDO POR EL HOMBRE DE MI VIDA

Gay. Seducido por el hombre de su vida.

Continuación de La Bodega (II).... publicada en mayo de 2002.

En ese momento me sentía completamente confundido..... El mijo me había
dejado intranquilo, impaciente y por supuesto excitadísimo. Se acercaban las
seis de la tarde y yo estaba ansioso por saber que me iba a proponer el
mijo. Cuando ya todos nos empezábamos a despedir después de haber cumplido
nuestras labores, el mijo se me acerca y me susurra al oído:
- Espérame allá arriba.... Tengo algo para ti....
Y el mijo se dirigió hacia el baño de la bodega.... El negro y el tilico se
fueron rápidamente y Don José me dijo:
- Nos vemos Gerardo, asegúrate que el mijo cierre bien la bodega....
Y se fue, me sentí raro con Don José, porque yo sabia que había pasado
entre el mijo y el y porque yo me le había entregado un día anterior y sin
embargo el se comportaba conmigo como si nada, no lo entendía. Pero este
pensamiento se fue rápidamente de mi cabeza con solo recordar al mijo y que
pronto estaría nuevamente solo con él. Cerré la bodega y me dirigí al
segundo piso de la bodega a esperar a mi macho. Me acerque a
uno de los ventanales que había en el segundo piso y estuve mirando hacia la
calle, perdido en mis pensamientos... Habrán pasado quince minutos cuando de
pronto siento que me llegan por detrás y unos brazos empiezan a rodearme
firmemente... Era él, pude sentir su cuerpo apretándose contra el mío...
Sentí sus manos agarrando firmemente mi pecho, sus brazos rodeándome por mis
costados, su pecho pegado firmemente contra mi espalda y por supuesto sentí
su paquete contra mi culo, su olor era delicioso....

- Me estabas esperando, Gerardito..... me dijo.
- Si respondí nervioso.
Y empezó a acariciar con sus manos mi pecho, mis tetillas, yo estaba
excitándome cada vez mas, repegando su verga contra mis nalgas, que ansiosas
sentían ese pedazo de carne, que se sentía de buen tamaño. Me volteo hacia
él y fue cuando lo pude ver... me quede extasiado.... Estaba semidesnudo....

se acababa de dar un baño y se me presentó con todo su torso desnudo, una
toalla atada a su cintura que él llegaba un poco debajo de su rodilla y en
sandalias. Era un dios, la imagen que veía era bellísima, era el hombre de
mis sueños... su hermoso rostro, sus labios carnosos y seductores....sus
ojos divinos... podía ver sus tetillas duras, erectas, deliciosas... su
pecho riquísimo con un par de tetas de hombre prominentes... sus brazos,
marcando unos músculos de regular tamaño... su cintura estrecha y su vientre
plano... su paquete que se anunciaba ligeramente sobre su toalla y que mis
nalgas acababan de sentir... la toalla se ceñía perfectamente a su hermoso
cuerpo y aunque lo tenia de frente podía imaginar como esta enmarcaba su
delicioso culo, sus nalgas prominentes y redondas.... sus piernas fuertes y
firmes... como lo dije era un dios hecho carne....delicioso...increíblemente
sexy.... riquísimo.. Yo estaba embobado ante esa imagen de mi macho, él
extendió su mano, agarro la mía y me dijo:

- Ven chiquito.....acompáñame..... te voy a mostrar algo....
Y empezamos a caminar por los pasillos de la bodega, en medio de las
cajas... Él iba delante mío y con su mano estrechando la mía, me jalaba
hacia donde el querría llevarme.... La imagen que yo tenia enfrente era como
la imaginaba.... su trasero se veía increíble... la toalla ceñida a su
cuerpo, le hacia lucir su culo deliciosamente.... yo iba deleitándome con el
mover de su culo, sus nalgas subían y bajaban al ritmo de su andar... yo lo
hubiera seguido en ese momento al fin del mundo.... estaba calientisimo.....

deseaba ese culo, quería poseerlo... tenia que ser mío.... Sin embargo
aunque la imagen de su culito me calentaba a mil, también deseaba su verga,
no sé, estaba con sentimientos encontrados, deseaba ser poseído por él y a
la vez deseaba poseerlo. Era el hombre de mi vida... mi sueño adorado... No
era lo mismo que con Don Jose, de él me impresiono su gran verga y su
hombría, siempre me había gustado los hombres maduros de pelo en pecho....
En fin por fin llegamos a donde el mijo quería llevarme y cual fue mi
sorpresa al ver una cama en un rincón de la bodega....
- Era del velador que cuidaba la bodega antes de instalar la alarma de
seguridad.... Aquí acostumbraba echarse un sueñito.... Pero creo que por
ahora puede sernos de mucha utilidad... no lo crees...? ... me dijo.

Yo estaba confundido, excitado, no sabia que responder.... no me esperaba
esta clase de proposición..... El se me quedó mirando, me sonrió con ternura
y me paso su mano por mi mejilla, dándome una caricia.....
- Eres lindo.... eres muy lindo....me gustaste desde que te vi por
primera vez.... quiero estar contigo... no quieres...? la vamos a pasar muy
bien tu y yo..... estamos solos y vamos a hacer solamente lo que tu quieras,
eh...? me dijo.
- No sé.... respondí, no creía lo que me estaba pasando...
- Chiquito...ven... acércate........ me jalo hacia él y quedamos
frente a frente... la situación era deliciosamente excitante.... yo estaba
en frente de un hombre lindísimo y semidesnudo, sentí su olor a limpio...
nuestros alientos se mezclaban....era riquísimo...
- Es que no se..... respondí, estaba nervioso, mi temperatura estaba
subiendo peligrosamente.

- Ven.........- y me acerco mas hacia el.....estaba cerca de su cara, de sus
labios, el agarro mi cintura con firmeza.
- Te deseo, chiquita...... me dijo y empezó a besarme.........
Dios estaba en la gloria, sentía sus labios besando mis mejillas, mi
cuello, sus manos firmemente agarrando mi cintura y finalmente unió sus
labios a los míos, en un beso delicioso, suave, rico, delicado, sentí
nuevamente el sabor de su saliva, despego sus labios de los míos y me
miro.... me lanzo una sonrisa picara y me pregunto...

- Te gusto....?
- Si... - conteste rápidamente - ...mucho....
- Continuamos...?
- Si... volví a responder ansiosamente....
Él sonrió y nuevamente planto sus labios contra los míos.... sus manos que
rodeaban mi cintura, bajaron a mis nalgas y empezó a acariciarlas con
suavidad... El sabor de su saliva era delicioso, su lengua empezó a
juguetear con la mía maliciosamente...empezó a besarme con mas intensidad y
sus manos empezaban a apretar mi culo....Yo estaba en las nubes, estaba
siendo seducido por el hombre de mi vida...por mi macho... No se por cuanto
tiempo su lengua estuvo explorando mi boca, pero era riquísimo, sus labios
carnosos chocaban contra los míos con mas fuerza.... Yo respondía a sus
besos de la misma forma e intensidad, mi lengua jugueteo con la suya, mi
labios no querían despegarse de los suyos.. quería mas...estaba perdidamente
excitado.... lo daba todo en ese momento... era mi hombre ..... mi
amor....Nuestros labios se despegaron nuevamente y me dijo....
- Que rico estas, cabroncito..... estas bien nalgón.....tienes un buen
culo....

- Quiero estar contigo.... fue lo único que dije......
- Claro que si, culito.....vamos a estar juntos todo el tiempo que
quieras... pero te tienes que portar bien, eh...?
- Si mi amor, me voy a portar bien contigo.... estaba entregado y
dispuesto a todo.
- Ven, vamos a acercarnos a la cama..........- me dijo.
Estábamos ya al borde de la cama, nuevamente estaba frente a el, paso sus
manos otra vez por mi cola y me dio otro tremendo beso.... mis manos
tímidamente agarraron su cintura... no lo podía creer, yo estaba besando con
un hombre y lo estaba disfrutando muchísimo.... Apretaba con fuerza mis
nalgas y las acariciaba en forma circular......Yo al sentirme mas confiado,
empecé a bajar mis manos hacia su culo, a pesar de aun contar con la toalla,
pude sentir la redondez y firmeza de su trasero... era delicioso...mi manos
fueron bajando hasta que por fin pude agarrar completamente con mis manos
sus nalgas.. la sensación era riquísima....estaba empalmadísimo.... él
continuaba masajeando mi culo con sus manos y yo empecé a imitarlo mis manos
empezaron a recorrer su culo son suavidad, sintiendo sus prominentes nalgas,
a medida que fueron avanzando nuestras caricias, nuestras vergas , ya
totalmente despiertas, chocaban en cada uno de nuestros movimientos.... él
subió sus manos a mi cintura y continuo besándome, yo estaba como loco
agarrándole el culo al mijo y propinándole una manoseada de
campeonato.......

PAGINAS GAYS RECOMENDADAS:
Sexo Gay -
Sexo Gay - Videos Pollas Gays -Pollas Gays - Videos Gays - Tema Gay - Porno Gratis - Sexo Transexual - Fotos de Famosos - Chicos Gays - Intercambios Porno - Sexo XXX - Sexo Gay - Pollas Gays - Porno Gay

Relatos Gays - EL MECANICO ARDIENTE

Gay. Un encuentro con el mecánico en su taller cuando se disponía a arreglar el aire acondicionado de su coche.

Hola mis amigos y seguidores, en esta ocasión, no relatare mi historia en
ningún viaje o lugar del mundo, esta vez será en la ciudad que vivo:
Hermosillo, uno de los lugares mas calientes del mundo y con unos hombres
muy guapos y calientes también.
A pesar de que soy una persona joven, considero que a veces aunque tengas
otras oportunidades, nunca esta de mas pagarle a algún chacalón rico que te
encuentres por ahí, y esto, (verídico por cierto) fue lo que me paso cuando
lleve a arreglar mi carro a un taller mecánico.

Era una tarde muy calurosa de verano, el termómetro alcanzaba casi los 50
grados, y para variar, la refrigeración de mi carro se había descompuesto,
quien haya estado aquí en Sonora durante el verano, comprobara que el
infierno si existe en la tierra y que la refrigeración es una necesidad no
un lujo. Bueno, llegué a un taller que me recomendó un amigo, y me dice que
pregunte por el Beto. Cuando iba a preguntar por el Beto, sale un
individuo. OHHHHH, que te derrites, era algo alto, moreno, de bigote, de
unos 26 años, algo musculosos, con unos brazotes riquísimos, y ojos
aceitunados. Llevaba puesto un pantalón de mezclilla muy desgastado, sin
camiseta, que revelaba unos ricos pectorales, esfuerzo de los días de
trabajo bajo el abrasador sol sonorense, su cabello muy corto y se estaba
empinando una cerveza (algo muy común aquí), pero lo que más me llamaba la
atención de él, era esa actitud con la que hablaba, la forma en que
caminaba, era un animal sexy en toda la extensión de la palabra, se sabia
guapo, me imagino que traería a mas de una docena de viejas calientes tras
de él, su mirada era penetrante, se me hacia que con la mirada me decía:
pinche puto caliente, como te me quedas viendo la verga,
porque en veces se la sobaba por encima del pantalón, como invitándome a
tentarla.

La verdad que para ese momento yo estaba ardiendo, solo eso me
faltaba aparte del calor. El caso que me invita a pasar a su oficina, y me
dice que todos salieron a comer, y que regresarían en dos horas, después de
la siesta. Me dice que va a revisar el carro, y me presta una revista para
que me entretenga, mientras el sale de la oficina, que por cierto estaba
refrigerada. Pasaron como unos 15 minutos, y hallo el desperfecto, que según
me dijo era un corto. Me dio el precio y le pague. Entonces el me invita una
cerveza, y nos la tomamos, platicando pendejada y media de su trabajo, que
si se cogió a su cuñada, que si andaban mas de 5 viejas tras de el. Hay que
recordar que el ya andaba medio tomado, el caso que se acaba la cerveza y me
dice que va a ir por mas, regresa con dos caguamas , y nos las bebimos
también, para este punto yo andaba súper caliente, el cuando hablaba de sus
viejas se agarraba la verga y me decía: ya se me paro esta
chingadera, desearía tener a alguna de mis putitas para que me de una
mamada. Yo al valor de las cheves, le digo: pues si quieres yo
te hago el paro, puedo ser una putita en este momento y darte una
mamada. Acto seguido, se baja el pantalón, y sale a la vista una rica
verga, de unos 18cm, no era gigante era grande, respetable, pero lo que mas
me gustaba es que era gruesa, bien gorda, como las vergas que me encantan,
esas que te abren completamente el culo, y se quedan adheridas a ti. Y me
dice: aquí esta puto, mamamela toda, y rápido, porque ya no tardan en
llegar mis compas (amigos).

No me dijo dos veces me arrodille, y agarre la verga sudada de ese hombre que estaba bañado en sudor, pero que era lo que lo hacia verse sexy precisamente, mas macho, un hombre en toda la extensión de la palabra, rendido ante su calentura, no era gay, era un hombre, guapo, caliente sudado, con barba de tres días, pero sobre todo dispuesto y con una rica verga que me comería en ese instante. Le baje mas el pantalón, agarre sus huevos peludos, y le empecé a lamer la cabeza de ese rico pito, el gemía, me decía obscenidades: trágatela toda puto, chúpame los
huevos yo estaba extasiado, el sabor de su verga era único,
delicioso, con sabor a hombre, y lo que mas me gustaba es que derramaba
mucho precum, me metía su miembro hasta donde mas podía, mientras le
acariciaba esos ricos huevos, recorría su verga desde la base hasta la
cabeza, le lamía sus ricos huevos y me volvía a subir a su cabecita, y
cuando me separaba de ella, quedaba colgando de mi boca un hilo de liquido
preseminal delicioso, el empezó a ponerse tenso, mientras con su manos
agarraba mi cabeza, y me metía su pito hasta el fondo de la garganta, de
repente pego un gemido fuerte, derramo en mi boca una gran cantidad de mecos
calientes, mientras que yo le acariciaba y apretaba sus huevos, y el me
decía: así mamacita trágate toda mi leche, toda putita, que rico te
la comes sus mecos estaban deliciosos, porque hay de mecos a mecos, y
los d el eran una delicia, no daban asco, al contrario quería más, quería
otra dosis, pero esta vez dentro de mi culo. Yo me quede super caliente, y
le dije cuando se estaba cambiando: que onda no te animas a darme una
culeada? te va a gustar mi culito. El me dijo:

mira yo no soy puto, si quieres que te meta la verga, te va a costar una
feria. me puse a pensar, me preguntaba si valía la pena pagar y
llegue a la conclusión que el era un hombre, un macho, y que si quería sexo
gratis mejor me fuera a un antro a buscar gays, pero yo no quería un gay.,
en ese momento quería un hombre que me tratara como a una vieja, como a una
de sus putas, no como a un gay. Para no hacer largo esto, nos pusimos de
acuerdo, me dijo que le diera $500 pesos, un doce de cervezas, y dos
cajetillas de cigarros, (créanme que valía mas que eso), me dijo que a las
9.00 de la noche estaría solo, y que volviera, que el tenia un cuartito
donde dormía, pero que no había refrigeración, y que la oficina se quedaba
cerrada. Por un momento pensé llevármelo a mi departamento, pero se me hizo
mas excitante ahí, en un taller mecánico y eléctrico con olor a aceite, con
olor a hombre. Me fui con mi refrigeración compuesta. para esto eran
alrededor de las 4.00, entonces se me ocurrió parar en un súper a conseguir
unas medias, un liguero, y cera para depilarme, así lo hice compre todo y
llegue a mi Dep., puse mucho esmero en mi arreglo personal, me depile las
piernas (casi nunca lo hago) me puse debajo de mi ropa normal las medias, el
liguero y unas tanguitas, todo en color negro, me puse perfume y listo, por
fuera me veía un muchacho normal, pero me excitaba la idea de que llevaba
prendas de mujer, me deje el culito muy limpio, y previamente me lo
lubrique, para no perder tiempo cuando llegara. Se dieron las 8.30, y
arranque en mi auto, llegue y así estaba, un tanto ebrio, pero no
completamente. Me baje le di lo que me encargo y nos metimos en su cuarto.

PINCHE INFIERNO, casi me arrepiento estaba muy caliente, el pinche chacal
sudaba a mares, y yo ya empezaba a hacerlo, me tome de golpe dos cervezas,
y empecé a manosear la verga del Beto por encima del pantalón, este se quito
toda la ropa, y me dio acceso inmediato a su verga y huevos, mientras me
decía: que rico mamas puta déjame tentarte el
culito, me quite la ropa, todo, solo quede con las medias y el
liguero, mi mayate en turno se quedo viendo y creo que se calentó mas,
porque me jalo de espaldas así el y me dijo: ay putita rica te voy a
pegar una culeada que no se te va a olvidar nunca, se bajo, y por e
hizo a un la tanga para empezar a meter su lengua en mi raja caliente, yo
gemía como puta, estaba delicioso mi chacal. Se sentó en un viejo sillón,
con la verga totalmente erecta y me dijo: ven mi reina, siéntate en
este pito que es todo tuyo, comételo
Previamente lubricado, y además por su saliva me senté y se me fue la mitad
de golpe, el solo suspiro y dijo lo tienes bien caliente puto, que
rico, siéntate hasta los huevos, yo gritaba, bramaba como una vil
vieja, sentía todo mi culo abierto, este hombre me tenia ensartado y lo
estaba disfrutando mucho, me gustaba como abría mas mis nalgas para meter
toda su gran verga dentro de mi, sentía sus vellos en la entrada de mi culo,

podía sentir sus huevos, la manera en que se contraía su verga. gire mi
cabeza, y le ofrecí mi lengua que el devoro por completo, yo brincaba, me
salía casi todo y volvía a sentarme de golpe en su poderoso pito, el
bramaba, y me decía: así mamita, es toda tuya disfrútala, le
pedí que me acostara con las piernas en sus hombros y que me hiciera el amor
como a una vieja. Entonces me quite la tanga, él puso una almohada debajo de
mi, me lazo las piernas y dirigió su verga a mi ya dilatado y caliente ano.
La sentía en todo su esplendor, primero metió la cabecita, y luego cuando me
acomodé, me la dejo ir de golpe, y era una sensación única, me encantaba
como gemía, como me agarraba las nalgas, me las apretaba, me las abría y
entraba completamente en mi mientras me besaba y me decía putita
rica, que caliente tienes el culito, me vas a sacar toda la leche
¿la quieres putito, la quieres dentro. Yo lo decía que si que
me la diera toda, que me estaba quemando mi culo. La posición era deliciosa,
a mi me encanta, porque cuando se viene el hombre, en esta posición puede
uno sentir las contracciones de la verga, y puede sentir los mecos cuando
entran. Gritaba, estábamos empapados de sudor, su olor a hombre era
maravilloso, yo le lamía las axilas, el me besaba el cuello, nuestras
lenguas se encontraban, este chacal era muy cariñoso me hacia sentir como
una vieja, me tenia bajo su dominio completamente. De repente pego un grito
final, me la dejo ir toda, la apretaba dentro de mi, sentía que sus huevos
se querían meter en mi culo, empezó a bramar, y yo empecé a sentir su verga
hincharse y contraerse, y de repente empecé a sentir uno tras otro chorro
de leche inundar mi ardiente culo, mientras yo me corría solo por el hecho
de la fricción de su cuerpo con el mío.

Fue riquísimo, se quedo unos instantes dentro, y yo contraía mi culo mordiéndole la verga, exprimiéndole los retos de sus mecos. Nos levantamos y nos vestimos, le di su dinero, y le pregunte que si tenia un amigo como el para que cuando el me la metiera, yo se la mamaba a su amigo. El emocionado me dijo que si que iba a ir a
llamarle, pero que necesitaría volverle a pagar a él y también a su amigo.
Bueno, ya casi no traía dinero, así que le dije que mejor el fin de semana
los invitaba a el y a su amigo a la playa de San Carlos, acepto gustoso, y
quede de llamarle en dos días. Este es el fin de la primera parte, esperen
pronto la segunda. Gracias por la aceptación que han tenido los cuatro
relatos anteriores, si tienen algún comentario ya saben. Todos bienvenidos.


PAGINAS GAYS RECOMENDADAS:
Sexo Gay -
Sexo Gay - Videos Pollas Gays -Pollas Gays - Videos Gays - Tema Gay - Porno Gratis - Sexo Transexual - Fotos de Famosos - Chicos Gays - Intercambios Porno - Sexo XXX - Sexo Gay - Pollas Gays - Porno Gay

Relatos Gays - MI PERRO Y MI PRIMO

Zoo, gay, filial, primos. Su primo lo pilló gozando con su perro...

Yo sabía que me gustaban los hombres, cuando veía películas XXX se me antojaba chupar, como las artistas, esos penes y tragarme su semen. Más no había tenido oportunidad de estar con un hombre. Cuando mi perro, un viejo pastor inglés, creció, seguido le acariciaba su miembro y en ocasiones se lo medio chupaba; una ocasión se vino sobre mi cara, aunque no me tragué el semen, me dio cosa.

Cierta ocasión se me ocurrió untarme mantequilla en el ano: fui con el perro, me desnudé y me unté la mantequilla, me le acerqué y me lamió el culo, fue sensacional, eso se me volvió costumbre. Luego comencé a meterme velas y botellas de cerveza, cuya forma es muy tentadora, lo hacía desnudo, delante del perro.

Mi perro ya estaba acostumbrado a que le acariciara el pene y de vez en cuando masturbarlo, cuando me veía casi siempre se le erectaba y se le veía. Me entró la loca idea de que el me penetrara y poco a poco lo fui intentando.

Total, que un día se me montó, ya tenía su cosa de fuera, empezó a tratar de metérmela, me daba piquetes por todos lados hasta que le atinó: no mames, no fue nada delicado, me la dejó ir de repente y me dolió mucho, pero me aguanté, me bombeaba con una velocidad increíble, de repente sentí el chorro de su semen en mi ano a la vez que sentía que se le agrandaba su cosa.

Me quise despegar ¡y no puede! Se le había hecho una bola en su pene y estaba atorada, por más que pujé no lo logré, ya sabía que eso pasaba entre perros, pero creía que mi culo lo podía sacar. Esa cogida no me hizo gozar, lo que si gocé fue el momento tremendamente erótico de estar pegado con el perro, con su pene dentro de mi culo.

Mientras ambos esperábamos que pudiésemos despegarnos yo gozaba el momento, me acariciaba los pezones y el pene, no quería masturbarme aún, quería que el momento durara lo más posible.

De repente: toc toc ¡tocaban a la puerta! ¡ay güey! me puse rojo, me entró un miedo tremendo y sentí un cosquilleo en todo el cuerpo, me quise safar pero no se podía aún: toc! toc! toc! tocaban más fuerte, ¡en la madre! No voy a contestar, me dije, si al rato me ven salir diré que estaba dormido y no escuché..... ¡trágame tierra! exclamé cuando escuché que estaban abriendo la puerta ¡¿qué hago?! traté de empujar al perro para que se saliera pero lo único que logré fue un gruñido ¡¿qué hago?! volví a preguntarme.... pues no pude hacer nada......

¡No mames pinche joto! fue lo primero que me dijo mi primo Luis al tener frente a sus ojos un cuadro verdaderamente insólito: su primo Samuel -o sea, yo- encuerado, en posición de perrito y con el pito de mi perro atorado en mi culo.... yo tenía los ojos tremendamente abiertos, me temblaba el pie izquierdo y tragaba saliva por los nervios que tenía...

Ja ja ja ja ja! Comenzó a reír Luis y me dijo: no nada más eres joto cabrón, eres un pinche degenerado, si tantas ganas tenías de que te cogieran me lo hubieras dicho. ¿a poco me hubieras cogido? Pude decirle con una voz temblorosa.

Por toda respuesta, se puso frente a mi y se bajó su pantalón y calzón y me ordenó ¡chúpamela güey! Oh! ¡por fin tenía un pene de hombre para chuparlo! Por supuesto que no tenía experiencia, primero se lo acaricié, luego le besé los güevos, seguí con su tronco, besando y lamiendo hasta llegar a su cabeza, apunté su miembro a mi boca y ¡por fin estaba chupándo un pene! Al principio me dio un poco de asco, sobre todo por el olor, pero me lo aguanté pues me imaginaba viniéndose sobre mi boca y cara y tragándome el semen.

La postura era un poco incómoda, pero me tenía bastante caliente: todavía estaba en la posición de perrito y con el pene de mi perro en mi culo, a la vez que estaba chupándole el pene a Luis (cada que me acuerdo me masturbo, como ahorita que lo estoy escribiendo).

De repente el perro se pudo safar, cuando lo hizo de inmediato me lamió el ano ¡qué sensación! Aunque no duró mucho.

Luis entonces me dijo: hay te van cabrón, me la sacó de la boca y con su mano se masturbó, tenía apuntado su pene a mi boca, la cual abrí, recibiendo un chorro de leche que me tragué de inmediato, luego me le pegué nuevamente a su pene y lo chupé hasta dejárselo limpio de leche.

Me dijo que me parara y para mi sorpresa me agarró el pene, que ya tenía sumamente erecto, me lo acarició, se hincó y me lo chupó, como estaba muy caliente no tardé en venirme, le dije que abriera la boca pero no quiso, me dijo que no le gustaba tragarse la leche y con su mano terminó de masturbarme.

Por consejo suyo no lo volví a hacer con mi perro, pero a él lo tuve de amante por dos años, pues luego se fue a trabajar a los Estados Unidos.


PAGINAS GAYS RECOMENDADAS:
Sexo Gay -
Sexo Gay - Videos Pollas Gays -Pollas Gays - Videos Gays - Tema Gay - Porno Gratis - Sexo Transexual - Fotos de Famosos - Chicos Gays - Intercambios Porno - Sexo XXX - Sexo Gay - Pollas Gays - Porno Gay

ACCESO GRATUITO A TODO EL PORNO GAY:

VIDEOS GAYS MAS DESCARGADOS: